Actualidad3 estrategias de precios para productos

Hay numerosas estrategias de precios para productos donde cada empresa se ajusta y elige la estrategia que más se adecua a su negocio. Así pues, en este artículo vamos a explicar 3 de las estrategias más utilizadas. Con esto, podrás conocer qué estrategias está utilizando tu competencia, y si la que estás usando es la mejor o no en tu negocio.

Estrategia de precios psicológicos

Varios estudios han demostrado que los consumidores experimentan sensación de angustia o insatisfacción cuando gastan dinero. Los distribuidores y minoristas pueden contribuir a reducir este «dolor». De esta manera, podrá ser capaz de aumentar la probabilidad de que los clientes compren.

Una forma eficaz de usar esta estrategia de oferta es utilizar ofertas que terminen en un número impar como 5, 7 o 9. Entonces, en lugar de ofertar un producto al precio de 9€, un vendedor inteligente lo ofertará a 8.99€.

Estrategias de precios en función de la competencia

La fijación de precios basada en la competencia es una estrategia muy común, y se pueden presentar 3 situaciones distintas:

Precio primado

Vende tu producto a un precio más alto que tus competidores. De esta manera se puede transmitir la sensación de calidad y buen servicio. Pero esta estrategia es arriesgada porque si no explicas por qué la tuya es más cara, los clientes optarán por comprar en la tienda más barata.

Precio descontado

Al vender a un precio más bajo que el de tus competidores, se aumentará el atractivo de los clientes para comprar en tu tienda. El problema es que este tipo de movimientos suelen estar programados porque los competidores eventualmente reaccionarán y bajarán los precios.

Precio medio

Si no quieres arriesgarte, puedes elegir un precio similar al de la competencia. En este caso, no podrás destacar por el precio, pero sí podrás diferenciarte de la competencia a través de otras estrategias implementadas en tu plan de marketing.

Estrategias de precios según el valor

Esta estrategia de fijación de precios se basa en fijar el precio de un producto en función del valor que proporciona al cliente.

El problema es que, a veces, usar un número para determinar el valor especificado puede ser difícil y muy subjetivo. Por esta razón, algunas tiendas lo asocian con el ROI (retorno de la inversión).

También es útil distinguir entre el valor monetario que le asignas a tu producto y el valor que perciben tus clientes. A veces, los compradores pueden sentir que están obteniendo un gran valor por un precio bajo. Sin embargo, en otros casos, puede encontrar que el valor recibido es bajo en comparación con el monto financiero proporcionado.

Por ello, algunos expertos creen que la base de esta estrategia es calcular cuánto están dispuestos a pagar los clientes por tu producto.

Así pues, como todas las empresas son diferentes, podrán llevar estrategias distintas. Pero, todas ellas buscan crecer y aumentar sus ventas, por lo que, para ello, es necesario adelantarse a la competencia. Con SuricataData puedes analizar las variaciones en los precios de tus competidores y te avisa cuando bajan sus precios.